Daño cardiaco en ultramaratones

corazon(post destacado 2016) Distintos estudios han abordado desde diferentes ángulos si el ejercicio intenso y prolongado puede asociarse en personas sanas con una elevación de marcadores de daño cardiaco. La pregunta es reiterativa por necesidad: ¿el ejercicio intenso y prolongado puede causar daño cardiaco en personas sanas?. Lo cierto es que la mayoría de los estudios se han planteado como respuesta aguda, cuando en realidad lo más importante es saber que ocurre en el corazón de deportistas de resistencia aeróbica después de 20 ó 30 años de actividad. En mi conocimiento esa pregunta no tiene una respuesta segura. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Yoon y col, 2016; J Sports Med Phys Fitness 22-ene) cuyo objetivo fue comparar marcadores de daño cardiaco antes y después de pruebas de ultra-resistencia. Los resultados mostraron un aumento de la CK (creatín quinasa) mayor después de 308 k de ultramaratón respecto a maratón o ultramaratón de 100 k. El valor de troponina I cardiaca después de los 100 k fue significativamente más alto que después del maratón o el ultramaratón de 308 k. Los valores de péptido natriurético cerebral (NT-proBNP) fueron más altos después de los 100 k y 308 k, que tras la maratón. Por último, la proteína C reactiva de alta sensibilidad (Hs-CRP) fue más elevada después de los 308 k que tras la maratón o los 100 k. Los autores concluyen que la prueba en la que los marcadores de daño cardiaco se elevaron más fue en la ultramaratón de 100 k, lo que puede ser causado por una combinación de intensidad moderada y larga distancia de carrera.

Aunque para muchos constituya su gran pasión, correr más de 100 k no se puede considerar una actividad saludable, con independencia de que los marcadores de daño cardiaco se eleven o no. Aparentemente los grandes sistemas del organismo logran adaptarse al esfuerzo requerido en los entrenamientos, pero existen dudas fundamentadas sobre posibles consecuencias en la función de algunos órganos a largo plazo. Una estrecha vigilancia ligada a reconocimientos médicos periódicos puede prevenir quizás consecuencias negativas para la salud de algunos deportistas (pocos afortunadamente) que no logran una adecuada adaptación fisiológica.

3 comentarios

  • Siempre os basais en el método científico, cosa que aprecio, pero decir aquí: “correr más de 100 k no se puede considerar una actividad saludable, con independencia de que los marcadores de daño cardiaco se eleven o no” me parece una afirmación, como mínimo, muy a la ligera

    • JL Chicharro /

      Muchas gracias por tu aportación. Solo te puedo decir que desde un punto de vista músculo-esquelético, si siquiera la maratón es saludable. Seguro que hay corredores con los cartílagos de sus rodillas íntegros después de correr y entrenar para maratones 15 años, pero como seguro que compartes, un % muy elevado sufren problemas en rodillas (por poner solo un ejemplo)después de unos pocos años de entrenar duro

      • Buenos días.

        De acuerdo en lo que comentas que un % elevado sufren daños…¿pero eso es por preparar maratones o por preparar MAL las maratones? Lo que quiero decir es que sin analizar las causas no se puede afirmar que sea bueno o malo. Yo mismo soy ejemplo de lo contrario. 10 años sin parar ni una sola semana. NUNCA me he lesionado. El año pasado realicé unas 30 salidas (entre carreras y entrenamientos) de más de 65km. En base a mi experiencia (y puedo aportar más casos similares) ¿podemos afirmar que correr tiradas de más de 60km 2-3 veces por mes inhibe las lesiones?
        Saludos

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies