Adaptaciones cardíacas en el ciclismo indoor

La evidencia científica ha mostrado claramente como las deportistas de resistencia aeróbica logran como adaptaciones cardiacas más relevantes un aumento de las dimensiones de cardiacas y una mayor masa muscular, en comparación con mujeres control no entrenadas. No hay apenas estudios que hayan valorado las adaptaciones cardiacas en actividades colectivas en el ámbito del fitness. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Hedman y col, 2017; Int J Sports Med 13-jul) cuyo objetivo fue valorar la adaptación del ventrículo izquierdo (LV) en el ciclismo indoor en mujeres previamente no entrenadas. Participaron 42 mujeres no entrenadas que fueron distribuidas en 2 grupos. Un grupo se mantuvo sedentario, mientras que el otro grupo participó en clases de ciclismo indoor durante 12 semanas, con una frecuencia media de 2,6 sesiones/semana. Los resultados mostraron un aumento del 16% de la capacidad de ejercicio en el grupo que entrenó, junto con un descenso significativo de la frecuencia cardiaca de reposo y a una cara de 120 w. No se observaron diferencias en la función sistólica o diastólica con la intervención por ecocardiografía, con la excepción de un aumento del diámetro interno del ventrículo izquierdo en diástole (+1 mm, p<0,01). La masa del ventrículo izquierdo no cambió con el entrenamiento. Los hallazgos de esta investigación sugieren que 12 semanas de entrenamiento de ciclismo indoor en un centro deportivo (2-3 sesiones/semana) mejoró la capacidad funcional en mujeres previamente no entrenadas, mientras que se sugiere la necesidad de un mayor volumen de entrenamiento para provocar adaptaciones estructurales en el corazón.

El ciclismo indoor es una de las actividades del entorno fitness de mayor perfil aeróbico. Es cierto que la intensidad de las sesiones de ciclismo indoor muestran grandes diferencias dependiendo tanto del instructor, como sobre todo del usuario, pero es una actividad que incide especialmente en la respuesta cardiopulmonar. En este contexto, como cualquier modalidad de entrenamiento, la necesidad de alcanzar unos límites de estrés fisiológico se vincula a la obtención de adaptaciones de órganos y sistemas, con la limitación del volumen de la sesión de entrenamiento (aprox. 45 mim) frente a los tiempos más prolongados habitualmente de ejercicio en el ciclismo al aire libre.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies